¡Aquí estoy de nuevo como os prometí! Estaba deseando subir este post porque quería enseñaros un look para primavera con prendas que me he comprado de rebajas chulísimas  y además, la cunita Babynest: un inventazo para vuestros bebés o los de vuestras amigas o cualquier persona que conozcáis que vaya a tener un bebé porque ¡es un regalazo!

La cunita Babynest es un invento para bebés que dos pedazo de emprendedoras han traído de los países nórdicos. Allí, en las maternidades, en vez de la típica cunita o incubadora utilizan una camita para bebés a la que llaman Kanmed Baby Warmer, que imita en lo posible el útero materno. Pues bien, el babynest es la versión doméstica de ese inventazo. Está formado por un colchoncito muy cómodo alrededor del que se cose una especie de rulito de espuma que se ajusta al tamaño del bebé tirando de una cinta de raso para que no se sienta desprotegido. ¡Os prometo que cuando lo vi jamás me imaginé que fuera taaaan preciosísimo!

Para no enrollarme mucho, lo mejor es que visitéis su web y exploréis todas las pestañas, ya que es 100% accesible para todas las que no vemos las fotos.

Para mí  es la versión simplificada de la minicuna, y es ideal para que los bebés más chiquititos no se sientan desprotegidos en espacios tan grandes como cunas o carritos. Además, se puede transportar fácilmente y ponerlo a tu lado cuando estás en el sofá, en el coche, etc. En su web también explican que la tela con la que hacen el Babynest puedes elegirla a tu gusto para que haga juego con el cuarto de tu bebé, ¡o con lo que tú quieras! (Me dan ganas hasta de tener ya otro bebé ¡para hacerme con una!).

El que yo os enseño en estas fotos es gris de fondo con estrellitas blancas, y lleva de adorno dos cojines pequeñitos, uno en forma de nube y otro en forma de media luna ¡Es que me los como!

Pero lo mejor es que leáis aquí su descripción porque lo explican genial.

Y ya hablando de mí, el look para primavera que os muestro hoy lo he creado íntegramente con prendas que me he comprado en Zara de rebajas. Me encanta utilizar las rebajas para comprarme cosas que puedo utilizar cuando me quito los abrigos, pero que también pueden llevarse perfectamente en invierno.

En esta ocasión, mi look para primavera está compuesto por una falda corta negra de cintura alta. Es una falda bastante sencilla, si no fuera porque el trozo de tela que cubre la pierna izquierda tiene una especie de lazo del mismo tejido que se ata justo hasta el otro lado, es decir, a la derecha. El efecto óptico es el de una falda negra que tiene una lazada en el lado derecho de la cintura ¡Absolutamente ideal!

Esta falda negra preciosísima la he combinado con una camisa blanca de manga larga y escote a pico, que lleva dos volantes cruzando ambos hombros, uno en cada hombro. Los volantes empiezan en la cintura y suben por el cuerpo por el hombro hasta terminar a la misma altura pero de la espalda. Un detalle muy sencillo pero muy mono y que le da un toque especial a cualquier outfit sencillo y básico. De hecho, las camisas con volantes justo en esta posición están por todas las tiendas en distintos colores y telas.

Por cierto, tengo que deciros que el escote es demasiado pronunciado para mí, por lo que para que no se me viera el sujetador me puse debajo una camiseta de licra blanca.

Como todavía estamos en invierno, he combinado el outfit con unas medias negras tupidas y mis bluchers, que como ya sabéis ¡no puedo parar de utilizar!  Cuando llegue el buen tiempo de verdad, este look lo utilizaré muchísimo con pantis más claritos, zapatos de primavera y una buena biker de cualquier color.

¿Qué os ha parecido mi propuesta de look para primavera? ¿Y la cunita Babynest? ¿A que es genial?

Como siempre os espero con vuestros comentarios y sugerencias.

¡Vuelvo prontísimo!